Spanish Basque Catalan English Galician

Xerojardines: Jardinería Ecológica con Pocas Necesidades de Agua

Un xerojardín no es un jardín lleno de cactus y chumberas, ni tampoco un lugar de aspecto seco, sin césped, dominado por los colores terrosos y marrones. Cualquier tipo de planta, cuando está situada en el lugar correcto y bajo un mantenimiento adecuado, puede ser utilizada en xerojardinería.

En el jardín de bajo consumo de agua tienen cabida infinidad de especies y diseños muy atractivos.

La xerojardinería se basa en el uso eficiente del agua.

La mayoría de especies autóctonas son de modo natural eficientes en agua. Aprender del paisaje natural que nos rodea es la clave.

De hecho, la mayoría de nuestros jardines históricos, admirados por su belleza, tienen  mucho de xerojardines: poseen una gran cantidad y variedad de árboles y arbustos y pocas praderas de césped, y utilizan en general, especies poco exigentes en cuanto a riego. Por el contrario, los “nuevos” jardines, con amplias superficies de césped y pocos árboles y arbustos, suelen tener consumos de agua mucho más elevados.

Aunque resulte paradójico, el xerojardín puede ser un lugar con más riqueza y vida, aunque con menos agua.

Es conveniente tener en cuenta que el xerojardín suele tener una elevada diversidad de plantas y ambientes (zonas de copas de los árboles, arbustos, rocallas, zonas de plantas aromáticas, tapizantes, recubrimientos vegetales e inorgánicos, etc…) de gran atractivo para la fauna silvestre.

Además, las especies de plantas autóctonas proporcionan alimento y refugio a un mayor número de especies silvestres, entre ellas numerosas aves, insectos y mariposas.


7 PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA XEROJARDINERÍA

  • Planificación y diseño adecuados
  • Análisis del suelo
  • Selección adecuada de plantas
  • Practicidad en las zonas de césped
  • Sistemas eficientes de riego
  • Uso de mulching o acolchados
  • Mantenimiento adecuado

www.corazonverde.org

    Publica tus comentarios...

    By A Web Design

    By A Web Design